segunda-feira, março 27, 2006

Recortes catalães - 'Sport'


El Barça empató en Màlaga y el Benfica ganó por la mínima al Sporting de Braga en casa. Es ahora cuando las mentes de ambas plantillas se preparan para afrontar el primero de los dos duelos. El técnico del equipo portugués, Ronald Koeman, sabe como manejar este tipo de empresas y consciente de que el Barça es uno de los mejores equipos de Europa trata de despertar la autoestima de su plantilla que, todo sea dicho, ha dejado en la cuneta al actual campeón de la máxima competición continental, el Liverpool de Rafa Benítez.

Frank Rijkaard ha respondido a las declaraciones de Ronald Koeman ("El Barça va un poco sobrado", dijo) explicando que el técnico del Benfica sólo quiere calentar el partido con sus palabras. Rijkaard en cambio ha desmentido que el vestuario barcelonista se sienta superior, "porque no es verdad en absoluto", y añadió que nadie puede presumir de éxito "sin luchar, sin sacrificarte".

Sobre el papel, el Barça es el favorito ante un Benfica que todavía tiene cuentas pendientes con los barcelonistas tras aquella desgraciada final de la Copa de Europa de 1961. Pese a ‘pagar’ parte de la ‘deuda’ en la liguilla de la temporada 1991-92, al Barça le falta por ‘cobrar’ en una enfrentamiento directo, cara a cara. Y ésta es la ocasión que estaba esperando desde hacía 45 años.

Paco Fortes, conocedor del fútbol portugués, analizó para SPORT a los jugadores claves del Benfica. De sus responsables prefiere no opinar.
Moretto: La solución de emergencia
Nelson: Un Cicinho
Luisao: Una garantía
Anderson: El complemento
Ricardo Rocha: Multiusos
Beto: Un Gravesen
Petit: Un pulmón
Manuel Fernandes: Futuro crack luso
Geovanni: Un viejo conocido
Nuno Gomes: El goleador
Simao: La estrella
Miccoll: El revulsivo
Mantorras: El niño mimado


E o Maradoninha, Paco?

Al contrario. Tal vez por ser tan culé como sin duda es, Koeman ha hablado tan duro como lo ha hecho. Con idea de marcar distancias entre lo personal y lo profesional y para que los aficionados portugueses tengan claro que su entrenador sabe perfectamente quién le está pagando. Por eso, sin contemplaciones, Ronald ha dicho que ve al Barça crecidito y que los títulos se ganan jugando y no hablando.


Este es uno de esos partidos que los entrenadores llamamos partidos trampa. En el entorno no existe la tensión que hubo, por ejemplo, en la eliminatoria contra el Chelsea, una eliminatoria que el vestuario también afronto con ánimo de revancha por el KO de la temporada anterior. En esta ocasión no hay deudas pendientes, no hay que sacarse ninguna espina clavada y eso puede dar paso a cierta relajación. Aunque hoy en día el Benfica no tenga ni el nombre ni el cartel del Chelsea, el Barça debe tomárselo como si se enfrentase de nuevo a los de Mourinho.

1 Comments:

Blogger Edson Arantes do Nascimento said...

O homem estava perdido: então não é que se "esqueceu" do Léo "Maradoninha"!

Se há alguma dúvida é nos tandems Rocha/Netcha e Beto/Kara.

O resto é mais ou menos evidente - é verdade, porém, que há muito treinador que gosta de "surpreender" neste tipo de partidas. Miccoli pode sê-la.

segunda-feira, março 27, 2006 7:13:00 da tarde  

Enviar um comentário

Links to this post:

Criar uma hiperligação

<< Home